Facebook

Jarmauto concesionario oficial Audi Madrid

Audi TT Roadster

Prueba tu Tt Roadster

Revise campo nombre
Revise campo Teléfono
Revise campo Email
Revise campo Concesionario
Aviso Legal* Debe aceptar Aviso legal
*Campos obligatorios

La definición de un TT Roadster va mas allá de un simple coche deportivo. Cuando el factor de la diversión juega un papel importante, muchos aficionados deciden comprar un Roadster.

Un viaje a la playa en verano con el techo solar abierto, sin duda tiene su encanto. ¿Qué es exactamente un Roadster? Es el coche deportivo con un techo descapotable (también llamado techo convertible o techo practicable). El Roadster es un tipo de  vehículo para el ocio que, por su precio, es una inversión que tienen en cuenta sólo aquellos que disfrutan a la hora de conducir.

Otro perfil de cliente no entendería una inversión en un coche para la diversión. El mercado se ha adaptado a lo largo de los años para abrir gente apasionada de aire, ofreciendo Roadster de gama baja, media y alta para ponerlos al alcance de más público.

Nueva generación del Audi TT Roadster

En comparación con la generación anterior, el nuevo TT Roadster muestra una parrilla con perfil hexagonal y un estilo muy afilado de los faros embellecidos por leds. Conserva el famoso tapón del depósito color aluminio, los pasos de rueda, y el spoiler que sobresale al alcanzar los 120 km/h.

 El nuevo TT Roadster mide 418 cm de largo, 183 de ancho y 135 de alto. Tiene un maletero trasero de 280 litros y, como novedad especial, cuenta de serie con una la barrera contra el viento de activación eléctrica y un sistema de ventilación de aire caliente para el cuello de los pasajeros, que permite conducirlo sin capota (y sin molestias) con temperaturas inferiores de 10 grados.

El tren de rodaje deportivo estándar consta de unas llantas de aleación de 17 pulgadas con ruedas 225/50, grupos ópticos LED con luz de freno adaptativa, tubos de escape cromados, la cabina virtual Audi, radio MMI, óptica de aluminio para el interior, asientos deportivos tapizados en tela y volante deportivo multifunción.

Bajo el capó, para aquellos que busquen ir más allá en cuanto a, Audi ofrece el 2.0 TFSI con 230 CV y 370 Nm de par motor, con las opciones de caja de cambios manual (opcional tracción delantera) o en tracción total rendimiento Quattro con S tronic, y caja de cambios de doble embrague (opcional).

Los rendimientos son de una velocidad máxima de 250 km/h, aceleración de 0 a 100 en 6,2 segundos y el consumo medio de combustible de 6,7 litros a los 100 con un nivel de emisión de 154 g/km.

Conoce el Audi TT Roadster

El nuevo Audi TT Roadster se mantiene de forma natural fiel a la configuración descapotable con capota de lona clásica que se cierra automáticamente en menos de 10 segundos.

Su encanto es atemporal, pero hoy en día la casa Audi implementa en sus modelos los más avanzados sistemas tecnológicos tanto en la construcción, como en las ayudas para la circulación y la seguridad. El TT Roadster conserva su encanto, y a la vez se ha convertido en cúmulo de avances tecnológicos.

Gracias a su construcción con diferentes aleaciones donde prepondera el aluminio, se ha aligerado varios kilos el peso total, lo que redunda en el rendimiento. En el interior del TT se incorpora la cabina virtual, que asombra a quien la disfruta gracias a la gran pantalla de 12,3 pulgadas donde se reunió toda la instrumentación.

Una joya arquitectónica y tecnológica el interior del Audi TT, que permite una configuración muy deportiva a la vez que una consola de instrumentos excepcionalmente limpia y sencilla, casi totalmente desprovista de botones y controles.

Carácter del Audi TT Roadster

El Roadster se disfruta mejor con la capota bajada. El motor de 230 CV turbo de cuatro cilindros empujando fuerte te proporcionará sensaciones muy buenas, incluso a bajas velocidades. También su soporte dinámico del chasis, la dirección y suspensión van conjuntadas con esa conducción alegre.

En su máximo desarrollo, el Roadster llega con el motor TTS de310 caballos. No se trata sólo de una cuestión de más potencia. Aquí nos encontramos con tracción a las cuatro ruedas que trabaja activamente para que el coche se comporte de forma muy neutral al doblar esquinas, y con un ligero toque de sobreviraje (que administran las ayudas electrónicas a la conducción).

En resumen: circulación muy divertida y agradable.