Facebook

Jarmauto concesionario oficial Audi Madrid

Conoce el Audi TTS Coupé

Prueba tu Tts Coupe

Revise campo nombre
Revise campo Teléfono
Revise campo Email
Revise campo Concesionario
Aviso Legal* Debe aceptar Aviso legal
*Campos obligatorios

El TTS coupé es un inconfundible deportivo de líneas nítidas y techo y arcos de rueda arqueados. Sus mejores virtudes son un motor de gran rendimiento y rugido adictivo, pero a la vez dócil a bajas velocidades, junto a la fiabilidad que aporta la suspensión 4x4, que hace un coche más seguro y más fácil de conducir.

Los interiores, de gran carácter, están dominados por un volante deportivo de tres radios con la corona aplanada en la parte inferior, y el panel de instrumentos digital adaptable con un panel de alta resolución de 12,3 pulgadas. Se distingue de la línea TT por su rejilla en tono gris opaco y atrás por lamas horizontales en aluminio, las tomas de aire frontales integradas en el paragolpes y los tubos de escape de sección ovalada.

Bajo el capó atesora un motor de 310 caballos 2.0 turbo de cuatro cilindros de inyección directa. Gracias a esta tecnología, el coche se comporta de forma brillante, tanto en carretera, como en las bajas velocidades del tráfico en ciudad. El rendimiento elevado y la seguridad quedan garantizadas gracias al sistema de tracción a las cuatro ruedas, las suspensiones bien calibrados y el poderoso sistema de frenado.

Características del Audi TTS coupé

La conducción del coche es intuitiva y segura, y resulta ágil y emocionante. El TTS Coupé la vuelve aún más precisa que el resto de la serie, además de fácil de manejar, ajustando el modo dinámico Audi Selecta (de serie), que permite variar la respuesta del motor, la dirección, la caja de cambios las suspensiones.

El equipo de serie es excelente, y las opciones extras bajo pedido admiten infinidad de variantes, como la incorporación de sensores traseros de aparcamiento, ideales, porque detrás del cupé se ve muy poco. El ratio de consumo para un coche de este tipo resulta muy optimizado: 9,9 litros por 100 km recorrido.

Este sofisticado deportivo "2 + 2", con el cuerpo de aluminio, te ofrece la suspensión activa y cuatro ruedas motrices de serie. Los deportivos más potentes de la gama, en la parte superior de las prestaciones, son los TTRS con el turbo 2.5 TFSI 400 HP. El TTS, no obstante, es capaz de entretener a los que aprecian conducción deportiva gracias a su motor de 310 CV y 4 cilindros 2.0 turbo de gasolina e inyección directa.

Permite desde una conducción con progresión vigorosa, hasta una entrega de potencia paulatina y suave. La caja de cambios robotizada S Tronic (opcional), la transmisión de doble embrague de seis velocidades, es la configuración más rápida en los cambios entre las relaciones, y la tracción 4x4 eficaz mejora la ya excelente agarre a la carretera.

Aproximación al Audi TTS coupé

Como se mencionó arriba, el tablero de instrumentos y la consola se han realizado en materiales de calidad. El tablero de instrumentos digital se puede personalizar y navegar por las funciones pulsando un botón en el volante. El manejo del sistema es satisfactorio, no produce cansancio en la vista, pues es fácil de leer, y se puede escamotear del salpicadero cuando se desee para no representar una distracción.

El interior es sencillo y elegante, con espíritu deportivo más que buscando el lujo. Los asientos delanteros de serie son ajustables eléctricamente y resultan cómodos y envolventes.

A una velocidad constante, el rumor del motor y la conducción no resulta molesto (a 130 km/h, el motor funciona a 3200 rpm en sexta). El TTS es un coupé de tamaño normal (4198 mm de largo, 1842 mm de ancho y 1345 mm de alto) y en ciudad se maneja bien entre el tráfico y no requiere mucho espacio para aparcar.

Se recomienda el extra de los sensores de aparcamiento, porque la configuración de coupé la posición de conducción es baja y la visibilidad tras la zaga es algo escasa. Fuera del tráfico de la ciudad, la dirección precisa y suspensión electrónica hacen que el TTS coupé responda con rapidez en caminos de trazado más tortuoso.

El cambio de dirección es rápido, preciso y, junto con el motor exuberante, puedes conducir de una manera brillante, mientras te diviertes. El consumo, si no te excedes en la conducción, sigue siendo bastante discreto, con un promedio de un litro cada 14,5 km.